Consejos para los adultos

  1. Al dentista, una vez al año. Acude al dentista al menos una vez al año, y desde edades muy tempranas, ya que la caries puede manifestarse a partir de que salga la primera pieza dental.
  2. Tres veces al día. Cepíllate los dientes tres veces al día, después de cada comida. Imprescindible antes de acostarse y tras levantarse por la mañana.
  3. El dentrífico con flúor. Es recomendable usar una pasta dentrífica con flúor para prevenir la aparición de caries.
  4. Cepíllate con cabeza. El cepillado correcto consiste en realizar movimientos cortos, suaves y elípticos, sin olvidar la línea de las encías, los dientes posteriores de difícil acceso, y las zonas que rodean las coronas de los dientes y empastes.
  5. Cambia de cepillo a menudo. Se recomienda renovar el cepillo dental cada tres meses para evitar las enfermedades periodontales.
  6. No olvides el hilo dental. Utiliza a diario hilo dental; el mejor momento para usarlo es por la noche, ya que la ausencia de salivación mientras se duerme favorece la formación de placa bacteriana.
  7. Enjuágate. Los colutorios o enjuagues bucales constituyen una ayuda importante a la hora de mantener sana tu boca y evitar patologías e infecciones.
  8. Haz una dieta sana. Una alimentación variada y equilibrada también contribuye a reforzar el sistema inmune para que pueda defenderse ante cualquier infección en la cavidad bucal.
  9. Los chicles te ayudan. Si comes fuera de casa y no puedes lavar tus dientes, recurre a los chicles sin azúcar.
  10. No abuses de los blanqueadores. Aunque resultan eficaces para dar luminosidad a las piezas dentales, cuando se utilizan de forma excesiva y continuada pueden llegar a dañar el esmalte.

 

Consejos para los peques

  1. Sin duda, los más pequeños suelen imitar el entorno y aquello que ven en su padres, así que si nosotros cuidamos nuestra salud bucal, los niños lo verán como algo normal y lo harán a diario.
  2. Para iniciar a los más pequeños de la casa lo mejor es dar un aire divertido, como comprando cepillos de dientes originales, con colores y formas que les gusten a los niños, también usar canciones o juegos infantiles por lo cual se divertirá a la vez que se cepilla los dientes con una duración adecuada.
  3. Debemos enseñarles a cepillarse correctamente. Acostumbrarles a cepillar los dientes de las zonas inferiores, luego los de arriba, las encías y la lengua. Recordar que también hay que ceppillar la lengua.
  4. Se puede poner un poquito de pasta del tamaño de una lenteja en el cepillo del niño a partir de los 20 meses. Busca una pasta dentrífica adecuada a su edad.
  5. El enjuague bucal también es muy importante, busca alguna específico con flúor para niños con sabores atractivos para ellos, cuando este tenga unos 6 años de edad.
  6. A partir de los 6 años de edad, los niños pueden cepillarse solos pero hará falta que de vez en cuando se supervise.
  7. Es necesario que su dentista les explore para ver que los molares llamados de los 6 años hacen erupción correctamente y que el recambio de dientes de leche por los definitivos se va haciendo.
  8. Se recomienda revisar la boca cada 6-8 meses, desde que empiezan a salir sus primeros dientes, podemos controlar que no aparezcan caries, detectarlas en un estadío temprano para facilitar su tratamiento.