El zircón (ZrSiO4) es el mineral más antiguo y abundante en la corteza terrestre. De este elemento se consigue un material de un alto rendimiento: el dióxido de circonio también conocido como zirconia, el cual se usa desde los años 70’s en la cirugía de la articulación de la cadera. Se ha logrado utilizar este material también en el campo de la técnica dental desde los 90’s. De todos los materiales cerámicos dentales disponibles hoy en día, la zirconia es sin duda el material con las mejores características, debido también a sus excelentes propiedades biocompatibles con la cavidad bucal.

  • alta transparencia y naturalidad
  • precoloreada o coloreable individualmente con el color del diente del paciente
  • los bordes no se oscurecen
  • carente de metal
  • excelente compatibilidad con la cavidad bucal
  • solidez y resistencia extremadamente altas
  • longevidad y estética