Para estudiar la carrera de odontología existen muchas razones diferentes. En primer lugar, el gusto e interés por la salud dental es el pilar fundamental que tiene que decidir al estudiante, ya que si no siente esta pasión, la carrera será insufrible.

Quien elige estudiar odontología tiene una serie de datos relevantes que le empujan a escoger esta opción. La duración del grado es de cinco años, lo que implica que quienes sean los profesionales de la salud buco-dental han tenido un año más de formación que los profesionales en otros ámbitos.

Odontología es una de las carreras preferidas por los españoles, según el ranking anual que elabora el diario ‘El Mundo’. Además, España es el país con más facultades de odontologia por número de habitantes de toda la Unión Europea. Este crecimiento ha sido notable, ya que en 1990 existían 9 facultades, mientras que en 2015 ya se contabilizaban 21 facultades.

En suma, frente a otras titulaciones, la tasa de paro de los odontólogos durante la crisis ha sido del 22%, mucho inferior a la tasa de otras profesiones.

Otra de las ventajas laborales de esta carrera es que, en la mayoría de los casos, se puede crear una clínica propia. Es decir, una gran cantidad de titulados odontólogos realizan un estudio de mercado e implantan una clínica dental propia, que les permite ser su propio jefe y trabajar con los profesionales de confianza que ellos elijan.

Noticias Agosto2020

No obstante, quienes no tienen este espíritu emprendedor, siempre tendrán la opción de trabajar en una de las múltiples clínicas públicas y privadas que existen en nuestro país.

Por último, otra de las salidas más comunes es la de la educación. Muchos odontólogos deciden dedicarse a la docencia e investigación.  A pesar de que se ha avanzado mucho en el campo de la salud dental, aún queda mucho por investigar y muchas técnicas que mejorar.